viernes, 8 de octubre de 2010

preparo la tierra para sembrarme, luego cosecharme y volver a sembrarme...



de a poco todo se vuelve verde en este ser.

martes, 22 de junio de 2010

a veces pasa que asì de repente el frìo te invade las venas y se te mete en la aorta.
asì con puños y letras que viajan.
asì de natural.

lunes, 3 de mayo de 2010





la casa de Genaro

la casa de Genaro es verde y tiene olor a tierra, a sol y a tostadas de mañana.

cuando llueve parece que las gotas juegan en los techos, hay dìas que tiene silencios

y otros en los que ya no entra ni màs risas,gritos ni musicas.

en la casa de Genaro todo es nuevo, viejo y màs o menos. todo es puro y

transparente,verdaderamente una aventura incontable.

en la casa de Genaro habìa una higuera añeja que tuvo que irse con mucha tristeza.

tambièn hay un potter, una gata parturienta y supo haber pajaritos.

en la casa de Genaro contamos historias, fabulamos otras y hablamos secretos, inventamos

comedias musicales y tomamos mates sin parar.

me emociona esta casa... tiene ese nose què que què se yo... tiene energìa propia que te

comparte y te invita a quedarte. en la casa de Genaro todo es especial y puro...

la casa de Genaro ha de marcarme por siempre.

martes, 12 de enero de 2010

lunes, 11 de enero de 2010


y si tenès un minuto dejame aclararte algo.
afuera llueve, casi como nunca.
me he comido todas las uñas.
tomo mate, mucho mate.
ya estoy vieja, paso del tiempo, pero sin miedo.
he podido resucitar de todo.
no me afecta.



el verano es esplèndido... y ya casi me tenès a tus pies...






Aplastamiento de las gotas

Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.

Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.


Julio Cortàzar

lunes, 4 de enero de 2010


por ese palpitar...

viernes, 1 de enero de 2010








no pasa nada si no sabès respirar.
no pasa nada si a tus dibujos les faltan orejas.
no pasa nada si no sos perfecto/a.
no pasa nada. mùsica.